La magia del orden

Diseño eficaz en Power Point

Hasta que lei este libro siempre había pensado que era una persona que no acumulaba muchas cosas (en parte porque he vivido muchas mudanzas en mi vida y en cada una de ellas he dejado ir muebles, ropa y trastos.) y también pensaba que esto me permitía mantener mi casa y mis cosas más o menos ordenadas. Ahora sé que solo era una ilusión, una creencia que tenía y que me toco desmontar.

[col1_3]

[/col1_3]
[col2_3]

Como todo lo que nos pasa en la vida (aunque a veces no nos demos cuenta) un día alguien me hablo de un libro de una japonesa que había creado un método para mantener el orden de una vez por todas y del beneficio que traería a tu vida dicho orden. Al oír su título me resonó así que no tardé mucho en comprarlo y leerlo! Se trata de La Magia del Orden de Kondo Marie dónde desarrolla su método Kommari.

Lo que dice es tan simple que hasta sorprende. El orden en tu vida empieza por el orden en tu casa.

[/col2_3]

Mientras lo leía me hice varias preguntas…¿Por qué guardamos y tenemos tantas cosas? ¿Cuántas cosas acumulamos en cajones o cajas que nunca abrimos? ¿Cuántas ropa guardamos ocupando sitio que nunca vamos a volver a ponernos? ¿Cuántas? Y sobre todo ¿para que lo hacemos?

Con el método Konmair además de ideas ingeniosas para ordenar y colocar he aprendido algo vital, la razón por la que creo que todos deberíamos probar el método que nos propone Marie porque… ¿sabes que es lo que conseguimos con ese desorden y acumulación de cosas? Pues poco o nada. Aquí te dejo algunos ejemplos: 

  • Esa sensación de malestar (sin saber definirlo) que tienes cuando entras a casa o en una habitación. En este desorden ordenado es difícil que la energía fluya y esto impide que en ese espacio puedas respirar y te sientas a gusto (aunque no sea consciente de ello)
  • Regañarte mentalmente cada vez que veas esa prenda de ropa que te costó una pasta o ya te está pequeña para ponértela
  • Sentir pena, tristeza, melancolía o rabia al recordar cada vez que por casualidad o a propósito (por aquello de fustigarnos un poco) veas aquello a lo que estas vinculada emocionalmente.
  • Tener la sensación de que tiene trabajo pendiente por hacer, es cuando te dices.. “A ver cuándo saco un rato y ordeno esto” y ese rato nunca aparece.
  • La pérdida de tiempo y esfuerzo cuando buscas algo y no lo encuentres y te tires un ratito buscando y rebuscando… “¿Dónde guarde eso?»

 

He descubierto que al igual que hacemos con los objetos materiales hacemos con nuestras experiencias pasadas. Al igual que acumulas cosas materiales que ya no te sirven acumulas experiencias, creencias y pensamientos repetitivos que ya no te sirven. Hay personas que van por la vida con una mochila enorme de experiencias, historias, personas, y creencias del pasado que te provocan dolor y que en el Hoy ya no sirven para nada. Lo que guardas en esa mochila no pueden tener ningún efecto sobre ti excepto el que tú permites cuando las traes al presente haciendo que vuelvan a ser reales al menos mentalmente para ti.

Ahogo, malestar, tristeza, pérdida de tiempo, esfuerzo y ahogo, eso es lo que conseguimos cuando no nos remangamos para hacer limpieza “de verdad y de una vez por todas” en nuestra casa y en nuestra mente.

Soltar, trabajar el desapego o dejar ir no es más que hacer limpieza, tirar lo que ya no nos sirve y ordenar, guardar y poner en su lugar lo que nos hace felices y aún es útil para nosotros.

Como dice Kondo Marie: “Quédate y guarda solo lo que te hace feliz”

332017

Simple

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies