info@nataliacolmenero.com

Palabras mágicas…Me doy permiso

Diseño bonito en Power Point

¿Te acuerdas cuándo de pequeño decías que cuándo fueras mayor ibas a hacer lo que te diera la gana?, ¿lo recuerdas? …y bien ¿como llevas este tema?.

¿Cuánto hace que no haces lo que te apetece? ¿Cuánto hace que no respetas tus deseos? …si lo sé, mucho tiempo, pero si esto es así .. ¿a que esperas?,¿a que te den permiso?,¿quien? ¿quien te puede dar permiso?.

Lo sé, sé como te sientes porque yo lo he vivido y sentido, hasta que me di cuenta de algo, algo importante, algo mágico, algo que ha cambiado mi vida y que hoy quiero compartir contigo.  Hace tiempo descubri una palabra mágica, una frase que puede cambiar tu percepcion en un instante y es: «Me doy permiso»  o «Me permito». Son palabras mágicas. 

Nos pasamos la vida, autoimponiendonos obligaciones. Nos han educado así. Primero en nuestra infancia teniamos que pedir permiso para salir con nuestros amigos, para levantarnos de la mesa, para quedarnos una hora más viendo la televisión, para no comernos esa comida que aborreciamos, para comprar un helado, para poder bañarte sin haber hecho la digestión, para ponerte esos zapatos que tanto te gustaban … y asi podriamos seguir..  y es cuando cansados gritabamos al mundo .. !Cuándo sea mayor voy a hacer lo que me dé la gana! .. ¿recordais que placer daba imaginarse tu vida haciendo lo que quisieras? woww!  jajajaj.. pero luego crecemos y sin darnos cuenta somos nosotros mismos los que nos empezamos a autoimponer esas reglas estrictas, nos empezamos a imponer obligaciones y más obligaciones para ser y hacer lo que se espera de nosotros..  para y aqui viene la clave no sentirme culpable y así poco a poco vamos construyendonos una carcel de gruesos barrotes, donde nos sentimos atrapados, agobiados, tristes, cansados, y frustrados.

Ay! la culpabilidad! qué mal nos hace sentir!  y para qué?, para qué puñetas sirve?  pues sencillamente para inmovilizarte, para bloquearte y para seguir haciendo cosas que tú no quieres hacer. La culpabilidad es el resultado de tus esfuerzos por vivir bajo las normas que tú misma te has autoimpuesto aunque realmente no te convencen.  En una palabra es un compartimiento inutil.  Ya no eres un niño, ya no puedes echarle la culpa a que papa y mama de que no te dejan … ahora la unica persona que te está imponiendo reglas eres tú misma.  Ya basta! Ya basta de construir barrotes en esa carcel que te tiene atrapada.

Empieza a responsabilizarte de ti, empieza a ser un adulto y date permiso. Siii! Date permiso para:

no ir a esa cena o fiesta si no te apetece sin miedo a que digan que eres una sosa o una antisociable,

para quedarte una hora más o dos o tres  en la cama sin pensar que eres un vaga y que tienes muchas cosas que hacer

para no ir a comer a casa de tus padres o de tus suegros un domingo y quedarte en el sofá viendo la tele sin sentirte culpable por lo que digan o se sientan defraudados.

date permiso para darte ese capricho que sabes que te mereces.

para comer tu comida favorita sin sentir que no estás cuidando tu salud o tu peso.

para no planchar y no hacer la comida sin sentir que estás fallando a tu familia.

para llamar a ese chico o chica que te gusta sin miedo al rechazo…

Fijate que son ejemplos muy cotidianos.. no estoy hablando de grandes cambios en tu vida, estoy hablando de pequeños «Me doy permiso»  simplemente por que es lo que quieres hacer, sin necesidad de justificar nada, y sobre todo sin sentirse culpable. Lo que lo demás piensen o digan sobre ti, es asunto suyo no tuyo y además te contaré un secreto, cuando haces lo que te apetece… no pasa nada, todo lo contrario, los demás empiezan a respetarte  y valorarte más, sabés ¿por qué? porque antes lo has hecho tú; te valoras y te respetas.  Empieza tú y no reclames a otros respeto cuando tú no eres capaz de hacerlo contigo mismo.

Pruebalo …. empieza a darte permiso. «Me doy permiso» Son palabras mágicas.  

¿Cuáles son tus permisos?

Un comentario

  1. Carmen García dice:

    Preciosa reflexión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies